Projects‎ > ‎

Avenida de Mayo
















Avenida de Mayo. Pasa Algo. 

Nuestra oficina se encuentra en el edificio originalmente conocido como Palacio Heinlein, icono de la Avenida de Mayo. De estilo neorrenacentista, actualmente denominado La Inmobiliaria, fue construido por el arquitecto italiano Luiggi Broggi en 1908.  

Hoy escribimos sobre nuestra intervención cuatro años después de haberla realizado y siete desde que comenzamos a desarrollar el proyecto. Más que contar qué es el proyecto, nos interesa contar qué provoca el proyecto. 

Desde la finalización de la obra en 2009, nos han visitado amigos, clientes, proveedores, diseñadores, fotógrafos, artistas, productores y redactores. La última significativa fue la de Peter Cook y Yael Reisner durante su breve paso por BA. Descubrimos que nuestra intervención provoca dos momentos de sorpresa: la primera sucede al atravesar el umbral de la doble puerta de madera desde pasillo: de la pesada elegancia y oscura decadencia centenaria de escalera principal, se pasa a un espacio muy luminoso, amarillo, y alto; de escala palaciega, como quiso Broggi para Buenos Aires. 

Dentro, desde la antesala amarilla, el visitante resulta en línea con la esquina de Av. de Mayo y San José y lo conduce hacia el borde externo del departamento: su borde “original”, cuya secuencia espacial de recintos sucesivos decidimos conservar, incluyendo sus pilastras, dinteles, molduras de 100 años que fueron mal mantenidas y los huecos residuales o “poché” habituales en las obras anteriores al Modernismo. 

Al penetrar al tercer espacio, una abertura sobre el muro de perímetro extrañamente simple pero de escala idéntica a las de su familia, dirige a la visita hacia el sector en el que nos permitimos la mayor transformación: desarmamos completamente la secuencia original, aumentamos aun mas la altura de cinco metros a seis y medio, convertimos las ventanas “francesas”  al aire y luz en 6 linternas de luz natural suave y homogénea, y pusimos en evidencia un misterioso defasaje estructural que oculta el edificio al exterior. Hoy descubrimos que esta rareza es lo que provoca el segundo momento de sorpresa. “There is something weird with the section here,” descubrió llamativamente rápido Peter Cook.  

Si! Pasa algo raro con la sección. Al realizar los esfuerzos estructurales  en la zona “central” o nueva, descubrimos que en realidad La Inmobiliaria no es un edificio sino dos, y están desfasados estructural y espacialmente: el exterior hacia la avenida y el interior hacia el aire y luz. Este defasaje se incrementa a medida que suben los pisos, sin embargo, como la visión de las ventanas interiores y las exteriores nunca es simultánea, esta excentricidad constructiva no es aparente desde el exterior, solo se descubre visitando sucesivamente los departamentos. Cuando la sorpresa generada por estos descubrimientos se apacigua, comienza la vivencia de un espacio generoso y calmo, en el que trabajamos todos los días para construir un nuevo lenguaje sobre el rico cruce cultural que traemos, entre Japón y Latinoamérica, lo nuevo y lo viejo, low tech - high tech, simpleza y exuberancia.  

Malca y Takayuki 
Comments